Archivos Mensuales: diciembre 2011

NETARTHUNTER. EL “MAKING OFF” y un después

Ya que somos oficialmente buscadoras de (net) art, os contamos un poco sobre nuestra aventura por la selva del arte, destacando las ideas que nos rondaron la cabeza desde que les aconsejamos el famoso “¡Amárate el cinturón!”.

Desde que iniciamos este blog, nos dimos cuenta que, la frontera simbólica entre el arte y el net-art, no es tan delgada, a pesar de que los dos términos sugieran lo contrario. Cuanto hablamos de arte en la red, nos referimos a un contenido creado fuera de Internet, donde se obtiene visibilidad para galerías, museos, artistas. En cambio, el arte de red, que es sinónimo del net-art funciona solo en Internet, se basa en la interactividad hipertextual y siendo producto de la tecnología informática.

Pero, nuestras entradas tocan tanto cualquier forma de arte tradicional como el arte digital e interactivo, en un intento de armonizar este panorama tan cambiante. Porque, finalmente, cada forma de expresión artística tiene un ancestro: el arte siempre ha “revolucionado” una manifestación pasada, debido a las influencias sociales y políticos existentes. Por ejemplo, sin el arte de vanguardias y sus manifestaciones alejadas del arte clásico y tradicional, o sin el videoarte, el net-art no existiría.

Opinamos que se debe prestar la misma atención a cualquier tipo de manifestación artística, sin importar el soporte, la durabilidad, el grado de interactividad. Aunque no sea menos cierto que hemos intentado acercar nuestras búsquedas a la manifestación del arte en la contemporaneidad, sabiendo que lo novedoso tiene su encanto.

Seguramente, cada etapa tiene sus valores, sus combatientes y sus admiradores. Por eso, no dejaremos de buscar formas de expresión atractivas. Esperamos también sus proposiciones; no quedaran fuera de nuestra agenda del blog para el futuro.

Anuncios
Etiquetado ,

LANDART, el espectáculo de la naturaleza

Por primera vez en este blog haremos un post sobre un tema que se nos ocurrió a nosotras, sino a uno de nuestros visitantes. Tonic1985, escribía hace más de dos semanas:

tonic1985  dice:  noviembre 11, 2011 en 5:58 pm

Hola, os escribo para recomendaros una forma artística que no se conoce habitualmente y es impresionante: el Landart. Esta corriente artística tendría mucho que ver con la interacción con el espectador en la naturaleza y, en ocasiones, es muy efímero, como el emplazamiento de esculturas de hielo al aire libre.

Su propuesta nos llamó la atención. Y el tema, también: LANDART. Por lo tanto vamos a desvelar lo que se esconde detrás de este nuevo concepto artístico.

El landart, traducido en español como «arte terrestre» o genéricamente, «arte de la construcción del paisaje», es una nueva manifestación artística, que nació en los anos  ’60, en America. Al igual que otras tendencias del arte (como el happening, por ejemplo), nació como un manifiestó; el landart era considerado como una riposta creativa contra la comercialización del objeto artístico tradicional (escultura o cuadro).

Esta manifestación contemporánea consiste en la creación de una obra a partir de materiales que se encuentran en la naturaleza (tierra, piedras, hojas, arena, rocas, madera, fuego, agua, piñas, ramas, conchas etc.). Lo bello de este arte es que se puede realizar donde quieras. Cualquier lugar en el cual encuentres materiales naturales, es un lugar adecuado para hacer una obra. Si estas en la playa encontraras agua, piedras, conchas y arena, si estas en el parque encontraras piedras, hojas, y rocas, tierra. Hasta en tu propio jardin improvisaras algo para crear un trabajo interesante. Las obras mas espectaculares se encuentran en lugares menos exploradas por la gente, como el desierto o cimas de montañas. No hacen falta muchos materiales, una visión estética y encontrar el medio ambiente adecuado son más que suficientes. Este video es solo un ejemplo de lo que se puede hacer con algunas hojas y aprovechando la luz solar.

El objetivo principal del landart es utilizar líneas, formas y colores creados con elementos del paisaje para transmitir sensaciones a sus espectadores. Se necesita un sentido artístico bastante agudo, para producir unos efectos impactantes en la percepción de los demás. Pero, eso no significa que es un tipo de arte limitado a los especialistas, todo el mundo tiene a su disposición la manera y los componentes necesarios para modificar la naturaleza, en sentido artístico.

Entonces, podemos decir que el landart es más que una manifestación en la naturaleza, se dedica a producir emociones, a comunicar ideas, pensamientos. Para los más sensibles, esto puede llegar a ser un dialogo con el medio natural. Es más, es recomendable que “el arquitecto” conozca muy bien el lugar en donde va a operar, que conozca su ritmo, su equilibrio, hasta armonizar su trabajo con el medio ambiente.

La obra resultada está sometida a los caprichos del tiempo. Una lluvia, una caída de nieve, el sol ardiente pueden convertir en unos minutos la construcción artística en…Nada. Es un tipo de arte efímero, al igual que el happening, la performance o el arte conceptual. Lo único que la salva es la inmortalización fotográfica. De esta manera, le toca al observador imaginarse cómo fue creada la obra. Aunque algunas resisten la prueba del tiempo. El ejemplo exponencial es Spiral Jetty, la obra más importante del escultor estadounidense Robert Smithson. Se trata de una escultura earthwork, construida en 1970, y fotografiada en abril de 2005. Para esta obra, se hizo un gran movimiento de tierra usando un equipamiento especial, como excavadoras o camiones oruga.

Tratándose de una manifestación tan creativa, dos artistas – Julia Brooklyn and Richard Shilling – , crearon un proyecto especial para los niños. Se le permite los más pequeños utilizar su imaginación para explorar la naturaleza y se les educa para respetar el medio ambiente. Su link : landartforkids.com

El arte de la construcción del paisaje es importante y crea competiciones. La prueba es Land Art Generator Initiative, un proyecto que invita a todos los amantes de este tipo de arte a participar en una competición inédita. Tendrá lugar en el parque Freshkills, en Staten Island (Nueva York, EE.UU), durante las primeros seis meses del 2012. El creador más apreciado por el jurado se llevara 20.000 dólares. En el website de la organización, encontraras la información detallada: ladartgenerator.org.

Las obras magnificas del landart/ earthart nos impresionaron, el trabajo requiere de mucho tiempo y  concentración. Mirad, lo que encontramos visitando webecoist.momtastic.com:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetado , , , ,

Crezcan las magnolias

¿Por qué nos dedicamos con tanta energía a nuestro arte?

No para enseñar a los demás, si no para aprender con ellos lo que nuestra existencia, nuestro organismo, nuestra experiencia personal y única tiene que ofrecernos; para aprender a derribar las barreras que nos rodean y para liberarnos de lo que nos ata, para desterrar las mentiras que nos construimos diariamente para nuestro consumo y para el de los demás; para destruir las limitaciones causadas por nuestra ignorancia y falta de valor; en suma, para llenar el vacío dentro de nosotros, para realizarnos. El arte no es un estado anímico (en el sentido de ciertos momentos de inspiración extraordinaria, imprevisible), tampoco un estado humano (en el sentido de una profesión o una función social). El arte es una evolución, un estado de madurez, una elevación que nos permite emerger de la oscuridad a la luz.

Jerzy Grotowski

Etiquetado , , ,

Heartbeat, adictos a los latidos

Puesto que la literatura es el arte de la palabra, ¿podría considerarse una hiperficción una rama del inmenso sauce que es el net-art? Démosle una oportunidad.

La hiperficción que nos va a servir de conejillo de indias será Heartbeat: construcción de una ficción.

http://www.doragarcia.net/heartbeat/index.html

Heartbeat (1999) es una obra hipertextual de la española Dora García, que suele centrarse en la creación de situaciones o contextos que alteran la relación tradicional entre artista, obra y espectador; es decir, trabaja con proyectos que implican a la colectividad. Distintos grupos de personas han sido los destinatarios directos y participantes de sus obras, en las que mezcla contenidos narrativos con aproximaciones a la cotidianidad. Situaciones concretas se convierten en mundos particulares, en metáforas de posibilidades. Además, también utiliza el espacio expositivo como plataforma para llevar a cabo una investigación sobre la relación entre espectador, obra y lugar, a menudo utilizando la performance y la interactividad con este fin. A través de cambios mínimos, sin invadir el espacio, convierte la sala en una experiencia sensorial, de la que cada visitante sale con sus percepciones alteradas, o como mínimo con cierto grado de escepticismo. La ficción y la fantasía, así como la crueldad de la realidad, van hilando los trabajos en proceso de Dora García.

http://www.doragarcia.net/

En este caso, su obra nos induce a reflexionar sobre los niveles automáticos de percepción de nuestro cuerpo, como los generados por el sueño o la respiración. Así, descubrimos las características de una nueva tendencia, aquella centrada en la percepción alterada de lo real por parte de los Heartbeaters, “latedores” que guían su vida a través del latido de sus corazones.

Una muestra de las características de estos individuos, quizá nuevos fugitivos de la superficial y global realidad de nuestro tiempo, se halla en el propio texto:

“Una de las alucinaciones más habituales entre ellos es la separación absoluta de la mente y el cuerpo. Perciben su cuerpo como extraño, demasiado grande o demasiado pequeño para ajustarse a sus cabezas. En cierto sentido, han conseguido la sabiduría perfecta, superado el miedo más antiguo, el miedo a la muerte: escuchan sus propios latidos como si, de detenerse el corazón, pudieran finalmente dejar de escucharlo y empezar a hacer otra cosa, liberados del cansado oficio de vivir.”

No obstante, no es la obra en sí lo único que nos atrae en esta ocasión. Es más bien la trascendencia que de ella deriva. Ismael se nos presenta como el fundador de una comunidad de estos adictos a la soledad del propio ser (http://www.heartbeaters.net/), sugiriendo a sus lectores que participen en su adorada experiencia del modo siguiente:

“Registre simplemente los latidos de su corazón, agréguelos a su reproductor de compact-disc o iPod, y camine por ahí con ese sonido en la cabeza. No se lo creerá… es magnífico. Y entonces regrese a esta comunidad y únase a otros como yo y como usted. Solo cuando la Humanidad logró imaginar la posibilidad de viajar por el espacio, solo entonces visitaron los Marcianos nuestro planeta. Solo cuando podamos creer en la belleza de escuchar un solo sonido (el fenómeno de retroalimentación aural más básico que existe), solo entonces se mostrarán esos primeros heartbeaters. Quizá estén aquí ya.”

Lo interesante del asunto es que la imaginación de una sola persona ha logrado conmover y provocar a otros tantos que necesitaban de su creatividad para encontrarse. De ese modo, aunque al parecer la comunidad se encuentra inactiva desde 2005, a día de hoy se localizan grupos en Twitter, Facebook o MySpace, y se realizan incluso conciertos promoviendo el encuentro de vibrantes corazones.

Más allá de nuestra opinión acerca de tal comunidad, consideramos el trabajo de Dora García como un posible ejemplo de la validez de la red como medio de expresión. El arte también se manifiesta aquí y puede ser tan intenso y reflexivo, o simplemente provocador y sensorial, como cualquier obra tradicional.

Etiquetado , , , ,