Archivo de la categoría: Arte tradicional

Crezcan las magnolias

¿Por qué nos dedicamos con tanta energía a nuestro arte?

No para enseñar a los demás, si no para aprender con ellos lo que nuestra existencia, nuestro organismo, nuestra experiencia personal y única tiene que ofrecernos; para aprender a derribar las barreras que nos rodean y para liberarnos de lo que nos ata, para desterrar las mentiras que nos construimos diariamente para nuestro consumo y para el de los demás; para destruir las limitaciones causadas por nuestra ignorancia y falta de valor; en suma, para llenar el vacío dentro de nosotros, para realizarnos. El arte no es un estado anímico (en el sentido de ciertos momentos de inspiración extraordinaria, imprevisible), tampoco un estado humano (en el sentido de una profesión o una función social). El arte es una evolución, un estado de madurez, una elevación que nos permite emerger de la oscuridad a la luz.

Jerzy Grotowski

Etiquetado , , ,

Asombradas con las sombras chinas

El sábado pasado, leíamos en la prensa española que Unesco elevaba las sombras chinas a patrimonio de la humanidad. Nuestro NetArtHunter, empedernido a cualquier forma de expresión artística, no podía pasar de vista (o, de entrada), este tema. Así que, decidimos enfocar nuestra atención en las denominadas ‘Sombras chinescas’. De los que nos enteramos, serréis testigos vosotros mismos, nuestros queridos lectores.

Mover las manos entre una fuente de luz y una pantalla o pared, con el objetivo de proyectar sombras que representan distintos seres en movimiento. Es así como definiríamos este tipo de arte. De hecho, todo empezó como un juego popular hace unos dos mil años. Se llaman ‘chinescas’ pero no es China su país madre, sino Indonesia, la Isla de Jawa, para ser más precisas. Solo que, mucho antes de que fuera inventada la película cinematográfica, se veía el teatro de sombras chinescas en el ámbito rural de China.

La cultura china integra las sombras, como arte teatral

Se preguntarán por qué este arte se fue popularizando, poco a poco, en todo el mundo. Porque la fuerza teatral y literaria, donde se integran artes plásticas, música y la acrobacia, fue ganándose el aprecio del público. La imaginación de los artistas de sombres chinas va mas allá de proyectar distintos personajes; los ubica en escenarios adecuados a la trama, como quioscos, montañas, piedras, árboles, carros, sillas etc. El modelado supone también exagerar los rasgos faciales de los personajes. Por ejemplo, para representar personajes malvados, se exagera los ojos, y se acentúa las cejas. Para los payasos, se exagera la boca y dientes, y se pinta un círculo blanco para mostrar el humor del personaje.

Por lo que vimos, nos dimos cuenta que este tipo de arte es especial, una forma de entretenimiento cultural, que te hace vivir – como cualquier obra -, alegrías y tristezas. Esta manifestación artística no tiene edad, en cuanto a sus espectadores. Niños o adultos, todos parecen aprovecharla al máximo.

Gracias a la nueva tecnología acústica, electrónica y óptica, el arte de sombras chinescas de China se desarrolla más rápido. Os dejamos unos ejemplos, desde los más sencillos, hasta los más complejos. ¡No se fíen, no es tan simple como pueda aparentar! Pero, podrían intentarlo en sus casas. Tal vez, descubren un talento con histórico oriental, bien escondido….

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetado , ,

ARTE ARTE ARTE

Hoy os mostramos a una gran artista plástica Argentina Marta Minujín. Ha usado siempre la frase “todo es arte”, que sintetiza la concepción de la creadora, convertida en el paradigma de su generación.

Decidida a internarse en las artes plásticas, Marta Minujín comienza a estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes. A pesar de obtener excelentes calificaciones en dibujo, pintura y escultura, Marta no se siente conforme con lo que hace. Está interesada en ser una artista de vanguardia y lo que realiza no le parece acorde a esa tendencia, por lo que decide abandonar sus estudios. Le interesa la obra de Alberto Greco; cree en la necesidad de un arte que logre sobrecoger al espectador, que salte del plano y se instale en la tridimensión, ideas que comparte con Rubén Santantonín y Emilio Renart.

Un día, mientras pintaba un cuadro para el que necesitaba mucha carga matérica, decide pegar sobre la tela una parte del colchón de su cama. En ese momento descubre una veta que le parece original y decide explorarla. Sus primeras obras con colchones se exponen en la Galería Lirolay, donde la descubren los críticos Germaine Derbecq y Jorge Romero Brest.

En 1961 gana una beca y se va a estudiar a Paris. Allí se vincula con artistas del Nouveau Realisme, informalistas y de otras orientaciones, entre quienes se cuentan Niki de Saint-Phalle, Jean Tinguely, Christo, Lourdes Castro y Robert Rauschenberg. Al año siguiente comienza sus estructuras habitables cubiertas de colchones -realizadas con colchones encontrados entre los desechos de los hospitales parisinos- y sus primeras performances. Paralelamente, se adscribe a las teorías de la “muerte del arte”, evitando el mercado y los museos, realizando obras efímeras y destruyendo su obra plástica anterior.

Dentro de este pensamiento se inserta La Destrucción, su primer happening realizado en 1963.

Si pinchais en esta fotogrfía descrubrireis mucho más sobre esta singular maestra del arte.

Una de las características cualificaticas de su obra es el carácter efímero.  Es una expresión plástica de carácter breve y fugaz. Arte para las masas que es de corta duración. Arte fungible que desaparece o se consume delante del espectador; Esta forma de arte se convierte en una manera de incorporar el mito, y la obra, al individuo, pasando de pasivo observador a ser activo participante, consumidor, como elemento conceptual de incorporar no solamente el arte, sino toda su carga simbólica y cultural.

Marta Minujín ha hecho del Arte Efímero una marca registrada que recorre toda su carrera. Por ejemplo:

En 1973 Soft Gallery

Galería Harold Rivkin. Washington D.C. Estados Unidos. 200 colchones atados entre sí con sogas recubren paredes, techo y piso de la galería. Durante el tiempo de la muestra se realizan diferentes eventos organizados conjuntamente por Marta Minujín y Richard Squires.

Y por último de similares características e ideología, Minujín y Warhol compartieron una amistad cuando se conocieron una galería de arte, durante su estancia en Nueva York. Junto a él compartió el ambiente artístico de la época. En 1985 realiza la famosa obra fotográfica en la que paga al artista norteamericano, la deuda externa argentina con choclos, según sus propias palabras “el oro latinoamericano.”

“Llevé todos los choclos, hice una montaña, pusimos dos sillas y nos sacamos diez fotos. Yo agarraba el choclo, él subía, yo se lo ofrecía y él lo aceptaba. Así la deuda externa quedaba paga. Pensando que yo era la reina del pop por estos lados y él, el rey del pop por allá, tenía sentido que saldáramos la deuda. Después regalamos los choclos firmados a la gente. Esa fue la última vez que lo vi. Murió dos años después.”

Marta Minujíncolor
Etiquetado , , , ,

La Tabacalera

Existen lugares donde diferentes tipos de expresiones se unen y manifiestan en conjunto. Estos lugares suelen ser sinónimo de buenas vibraciones, grandes energías y disfrute.

La Tabacalera es uno de esos lugares.

Hace unos meses fuí a visitar a una amiga a Madrid, ella vivía con actores que estudiaban en la ciudad y juntos habían descubierto este rincón.  Al salir de la parada de metro de Embajadores encontré el mágico edificio, un centro social autogestionado en la antigua fábrica de tabacos de Lavapies. Quizá para aquellos que no lo conozcan os sirva de imagen mi primera impresión, algo similar a aquella casa de artistas en la que la protagonista de Caótica Ana se instruye. No obstante, tan solo era la primera impresión de muchas más y mejores.

Nosotros estábamos allí para reunirnos en una de las salas con un par de estudiantes de la RESAD, de la especialidad de gesto, que se habían citado para experimentar un rato. Sin embargo, mi amiga y yo continuamos paseando por esas habitaciones tan libres, tan abiertas, cuyas paredes cantaban mil dibujos y pintaban cientos de melodías.

Recuerdo que además de esta primera sala había tantas otras, alguna con ordenadores, donde un grupo se reunía conectado, otra con pinturas, otra donde una joven posaba y otros cuantos la tomaban como modelo, inmortalizando su figura a lápiz. En alguna estancia se respiraba un saborcillo verde y en otra, un tanto más lejana, se proyectaban videos, obras o cualquier cosa que deseara ser mostrada u observada.

Tomamos prestado un video de Juan Rayos, autor que comentamos en una entrada anterior, para ejemplificaros la sala de skate.

La sala común fue una de las que más me motivó. La música sonaba en directo casi constantemente, y el calor de la gente, sus sonrisas y sus miradas palpitaban al mismo tempo.

Consideramos muy valioso que se tomen iniciativas de este calibre, que se lleven a cabo con responsabilidad y buenos deseos, ansiosas de compartir valores alternativos y siempre positivos. No podíamos dejar pasar la oportunidad de haceros partícipes de ello.

Imágenes del acondicionamiento e inauguración.

Más sobre el lugar en

http://latabacalera.net/

http://capturandolatabacalera.blogspot.com/

Y a continuación unas bonitas instantáneas de África Z.


Felicidades Tabacalera. Seguiremos visitándote, que cada día seáis más.

La vida es una cuestión de experiencias estéticas.

Andrés Belmonte, un gran maestro de música.

Etiquetado , , , ,

Nunca el invierno había sido tan cálidamente representado

Existen acontecimientos o emociones a los que las palabras no llegan, donde se muestran insuficientes. No obstante, el sonido puede hacerse su amigo, y junto con el cuerpo, alcanzar el entendimiento.

Por lo no dicho.

Esta es una de esas ocasiones que adelantábamos como aquellas que acercan el arte tradicional a la red. Sin embargo, nos vamos a hablar de un solo arte, sino de la conjunción de dos tipos de maravillosas expresiones: la danza y el cine.

El pasado 30 de Septiembre me dirigí ansiosa a ver un documental que llevaba tiempo esperando, y no pudo ser más gratificante. Pina 3D, de Wim Wenders, es un extraordinario homenaje a la bailarina y coreógrafa Pina Bausch.

No obstante, no se trata de un simple montaje de imágenes nostálgicas, es mucho más, es una obra maestra que aúna técnica, sentimiento, emoción y veracidad. Esta muestra de danza contemporánea, casi teatral, te sumerge en la escena, en su esencia, en la vibrante magia que envuelve a un artista y a una verdadera obra de arte. Porque debe emocionarte a rabiar, debe excitarte, debe demostrarte que este mundo en el que habitas es mucho más amplio, más místico; es superior.

Todo amante de la belleza debe dirigirse al cine de inmediato, porque esta vez, la cámara ha sido capaz de capturar aquello que generalmente sólo el directo puede lograr; el duende. El duende de cada uno de los miembros de la compañía de Pina, aquel bribón salvaje que rasga los corazones de los incrédulos y los lleva ante los mismos abismos de la sangre, como diría Lorca.

Hermosas imágenes, estelar sonido, sonrisas aseguradas y Pina, tras una mesa con su cigarro. O aún mejor, rodeada de sillas, en el Café Müller.

Que cada cual encuentre su experiencia personal.

Bailad, bailad, o estamos perdidos.

Etiquetado , , , ,