Archivo de la etiqueta: Internet

Net-Art y Ciberfeminismo

Botticelli

Esta vez nuestra entrada quiere sumergiros en unas reflexiones que hemos encontrado acerca de los lazos entre la mujer ciberfeminista y el Net-Art, resultado de un estudio de Remedios Zafra (escritora e investigadora especializada en ciberfeminismo); unos pensamientos que como mujeres y hombres contemporáneos debemos conocer.

Del mismo modo que la unión entre mujer artista y mujer feminista ha sido notable en las últimas décadas también lo ha sido el interés de las artistas feministas por Internet y los medios de comunicación, pues ellos son ventanas que se abren para permitirles gritar al viento aquello que ha sido silenciado durante siglos.

Quizá el punto más sugestivo de la vinculación del trabajo creativo a la lucha política ciberfeminista venga del lado de la nueva responsabilidad de la creatividad en la época contemporánea en relación a la construcción de identidad. Una nueva responsabilidad que nos hablaría de producción inmaterial, de la producción de deseo, de significado, de la producción de afectos y emotividad.

Lo cierto es que el arte de la mujer a través de las tecnologías desempeña un papel conocido dentro de nuestra cultura actual. Las mujeres artistas han sido precursoras en la producción artística con nuevas tecnologías. En ellas han visto una menor carga simbólica que en las prácticas y técnicas tradicionales.Mercedes Rodríguez

En los primeros años del Net-Art, también al principio del ciberfeminismo, el estímulo consistía en aprovechar el carácter novedoso del medio, recorrer el desierto con todo lo política y socialmente conmovedor de los espacios por hacer, de los dispositivos por dar forma política y social. Encontramos pues numerosas coincidencias al respecto.

Uno de estos elementos comunes podría ser el gran interés con que los net-artistas y las ciberfeministas se enfrentan al medio y a la estructura horizontal de la red. Internet como espacio político y como estructura desjerarquizada ha sugerido a muchos la idea de una colectividad utópica, constituida como esfera pública compuesta por todos los seres humanos, todos conectados a una gran red, la gran aldea global. Sin embargo, si la estructura horizontal del medio inducía a imaginar ideales estados de convivencia como ése (libre circulación de la información y desarrollo de una democracia efectiva), graves dificultades se filtraban sobre las luchas políticas a este respecto.

Ocultos tras una estructura desjerarquizada se idean nuevas y perspicaces estrategias de jerarquización y se dedican grandes esfuerzos a rehacer la historia, a mantener las mismas formas de poder en lo social y también en lo artístico.

Igualmente, la resistencia a la inscripción desde el Net-Art tendría mucho que ver con el ciberfeminismo, sobre todo en sus pretensiones políticas. Si del Net-Art podemos mencionar su relación con las instituciones y el mercado, del ciberfeminismo podríamos hacer referencia a la desilusión por apenas poder introducir sus debates en foros no específicos, más allá de los grupos feministas y artísticos.

Juanita MarkezEn ambos casos se trataría de que su infiltración en los estamentos de legitimación pública no haya logrado modificar a estos estamentos y, en muchos casos, ni siquiera hayan logrado entrar.

Estos obstáculos condicionarían la efectividad de numerosos actos feministas sobre las redes y la tecnología, así como cualquier otra lucha política cuyo objeto es fomentar cambios en la sociedad.

Consideramos esencial reflexionar sobre estos aspectos pues, como decíamos anteriormente, miembros de una sociedad contemporánea en el que se supone el ámbito más representativo de la misma, Internet, no deberíamos contribuir a la paliación de la expresión, tan fundamental para el crecimiento humano.

Por un arte, y en este caso, un ciberfeminismo, sin limitaciones.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

VENTArt / COMPRArt en WWW.

“Comprar arte” en el motor de búsqueda. Clic. Cientos de páginas en línea a disposición para comprar “arte online”. Otros enlaces enseñan y aconsejar como comprar arte en la red. Las posibilidades crecen a medida que la web se desarrolla. Y hay millones de personas que se dedican a comprar y a vender arte, en todo el mundo. Antes, la gente iba más a tiendas especializadas de antigüedades, a exposiciones de pinturas, fotografía o participaba a subastas para adquirir un cuadro, una escultura etc. Actualmente, el ciberespacio lo facilita todo. Por orto lado, este tiene sus desventajas, como cualquier compra a distancia. Estamos a punto de descubrir más sobre la venta del arte en la red.

¿Qué admiramos, Qué juzgamos, Qué compramos?

Hay cientos de miles de obras en una sola página (¡hay que reservar mucho tiempo para eso!, pero no creo que los verdaderos amantes del arte se quejen). A demás, novedades en materia del arte, eventos y curiosidades. Para no perderse entre tantas obras, se puede buscar por categoría, según el país, el tipo de obra, el precio etc. Maestros desde la Antigüedad hasta el Modernismo, colecciones independientes, asociaciones o compañías, que hay de todo. Ya no existen barreras físicas porque vía Internet, se pueden comprar objetos de más de 40 países. El inconveniente mayor es que no llegas a ver personalmente el objeto antes de adquirirlo. Pero, una idea se les ocurrió a los comerciantes: una simulación en la red para comprobar cómo quedaría la obra en el salón de la casa. Escogiendo el color de la pared, el comprador puede tomar la decisión final. Si no queda contento, existe la posibilidad de devolución no se descarta, pero el plazo puede llegar a ser muy corto.

La cartera manda… a veces.

Unos dirían que el arte no tiene precio. En otro sentido, sí que lo tiene. Y este llega desde 10 euros, lo más barato, hasta más de un millón de euro. En el espacio virtual, como en la vida real, el cliente tiene que quedar satisfecho (¡para que vuelva!). Un buen precio es primordial. Por eso, las galerías “Low cost” no faltan – sin embargo, no hay muchas – las subastas, tampoco. En este último caso, el comprador tiene la satisfacción de establecer su propio precio, pero con fecha límite y unos rivales de subasta a la orden. Según las estadísticas, se licitan más de mil piezas al mes en uno de esos. En el afán de ganar la subasta, los compradores van más allá del precio estimado.

Por mi cuenta

¡Red social, hazme publicidad!, gritan los artistas free lancers . El desarrollo del web, sobre todo la aparición de los redes sociales los ha favorecido. Facebook, Twitter o los blogs no se quedan menos en este negocio o entretenimiento artístico. Los artistas cuentan con la propaganda en las redes sociales. Al fin y al cabo es gratis, rápido. Inspirados por la crisis económica, algunos abrieron un espacio en la web, donde venden pinturas y fotografía, a partir de precios aceptables.

¡No todo lo que brilla es oro!

Comprar, tanto como vender una obra por Internet tiene sus riesgos. No hay que confiar en todos los websites. Hay que mirar con atención los detalles, si la empresa esta registrada en alguna parte o si ofrece suficiente información de si misma. Al mismo tiempo, hay que saber desde un principio cual es la política de devolución y verificar que no tendrás ningún problema con la compra online. Si eres artista, tienes que saber que hay supuestos clientes que sacan la información, con el único propósito de vender la misma obra en otro sitio a un precio por debajo del mercado.

Más en la red:

Artelista.com

Picassomio.com

Artwansongallery.es

Setdart.com

Artnet.com

http://www.redbubble.com/people/darioalvarez

Etiquetado , ,